06a49-dejando2btodo2blo2bsiguieron

 

Señor, desde mi vida joven quiero reconocerte como el manantial desde donde brota toda la felicidad.

Quiero tenerte siempre en mi vivir, disfrutar de tu Palabra que me orienta, de tu bendición que me acompaña y de tu voz que me invita a servir.

Permite Señor que la felicidad que descubro en Ti, sea la motivación constante para ser fiel al llamado que Tú me has hecho. AMÉN